Desde hace unos años en adelante, Tailandia ha ido creciendo económicamente a paso agigantado. Su cultura, sus económicos precios y su naturaleza han enamorado a millones de turistas que visitan el país cada año. El viaje, casi siempre, suele venir acompañado de alguna excursión que implique el acercamiento con los animales exóticos que ofrece el país. Los más aclamados son los santuarios de elefantes en Tailandia, de los cuales hoy vengo a contarte de qué se tratan  y por qué no debes ir.

El elefante en Tailandia

El budismo

El elefante en Tailandia ha sido siempre un animal muy respetado debido a la relación existente con la religión mayoritaria en el país, el budismo. Se dice que la princesa Maha Maya (madre de Siddharta) tuvo un sueño premonitorio con un elefante blanco. Éste,llevaba en su trompa una flor de loto blanca y entraba en el cuerpo de la princesa tres veces, hasta que desaparecía.

Según la creencia tibetana, este elefante representaba a Buddha Kassapa (el anterior a Siddharta) y se cree que de él nació el nuevo mesías, el mismísimo Buda.

El elefante siempre ha sido símbolo de sabiduría, suerte y lealtad, siendo muy venerado por su fuerza y su poder y es, probablemente, el animal más positivo que se conoce.

Los santuarios de elefantes en Tailandia
Los santuarios de elefantes en Tailandia. Imagen del budismo

La bandera

En 1820  se creó una bandera con el símbolo que representaba a la familia real. ¿Adivinas qué tenía esa bandera? Exacto, un elefante, por aquello de que es un símbolo de sabiduría, suerte y lealtad.

Total. Que desde 1820 hasta 1917 fue un elefante lo que simbolizaba al país.

Como ves, siempre ha sido un animal muy importante en Tailandia.

Los santuarios de elefantes en Tailandia
Los santuarios de elefantes en Tailandia. Antigua bandera del país.

@kbangwaek

El trabajo del elefante

Fuera a parte de la simbología del elefante, la realeza o la religión, este animal ha sido también un ser muy apegado a la población agricultora tailandesa, ya que al ser tan pesado y tener tanta fuerza, se usaba como maquinaria, por ejemplo, para transportar madera o talar las junglas. Eran entrenados para trabajar hasta los 10 años y luego, no se jubilaban hasta los 60.

En 1989 el Gobierno de Tailandia prohibió el uso de los elefantes para la tala de los bosques, así que no tuvieron más remedio que buscar otra manera de sacar provecho de estos animales. ¿Cómo? A través de la industria del turismo.

Todo comenzó con shows, espectáculos y paseos por la jungla. ¿Pero sabes realmente cómo un animal de estas características llega a ser tan sumiso como para dejarse que lo montes?

Los santuarios de elefantes en Tailandia
Los santuarios de elefantes en Tailandia.

Ritual para «romper el alma»

Leer tan solo el nombre, me produce escalofríos.

Pues sí. Así se llama el ritual que usan en Tailandia para que el animal se deje hacer de todo y obedezca: «romper el alma».

Es duro, pero debes verlo si quieres entender de qué va todo esto.

Este ritual consiste en separar a un elefante de la madre, privarlo de agua y comida, y aislarlo durante días en una jaula enana, donde no pueda realizar ningún movimiento. También entra dentro de este ritual, privarle de sueño, encadenarle y golpearlo con ganchos de hierro en las partes más sensibles, como orejas y ojos.

Tal y como el mismo nombre indica, lo que se pretende es «romper el alma» del animal para que se convierta en un ser sumiso y no sea capaz de desobedecer.

Al terminar el ritual, los elefantes que sobreviven al proceso de domesticación , son incapaces de desobedecer a los humanos debido al gran miedo que sienten de volver a ser golpeados. Pero incluso ya domesticados, se siguen usando esos pinchos de hierro para amenazarlos.

Santuarios de elefantes

Existen unos centros llamados «santuarios de elefantes» que dicen haber rescatado al animal de una pésima situación de maltrato y prometen ofrecer una nueva vida al animal.

Es cierto que la práctica de recoger elefantes en mal estado tuvo muy buena aceptación al principio, haciendo una gran labor por ellos. Pero esto se torció cuando el turismo del país empezó a crecer y venía cada vez más gente a Tailandia a tener experiencias cercanas con estos animales. Les ofrecían alimentarlos, pasear en él (algunos), incluso disfrutar de un baño con él. En principio nada grave ni alarmante. Pero la cosa cambia cuando esto se convierte en un negocio y empiezan a verse grandes cantidades de dinero de por medio.

Los dueños de los santuarios justifican la cautividad de los elefantes diciendo que nunca habían conocido la libertad y que no estaban preparados para ello. Así que supuestamente la gente viene, les dan amor y se van.

Pero esto no es del todo así. El animal está sometido a un constante show, en el que tiene que ser alimentado, bañado y aguantar quieto las dos mil fotos que le hacen diarias. A parte, debe obedecer y seguir la rutina que se le ha impuesto para que el turista pueda hacer todo lo que le han prometido que haría.

También es cierto, que cada vez hay más santuarios de elefantes sin ningún tipo de control. Por lo tanto, nadie nos puede asegurar que ese elefante no haya sido domesticado para estar ahí haciéndose pasar por un elefante que sufrió malos tratos en su día y que ahora está rescatado.

Estos santuarios han pasado de ser una salvación para el elefante, a una forma más de maltrato y explotación animal.

Los santuarios de elefantes en Tailandia
Los santuarios de elefantes en Tailandia. Paseos en elefante

¿Cómo podemos nosotros aportar nuestro granito de arena?

En nuestra mano solo están dos cosas:

  1. Informarte

En la web FAADA (Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales) tienes decenas de posts con información super valiosa acerca del turismo con animales. Échale un vistazo a su web. Y siéntete libre de preguntarles cualquier cosa.

 2.  No contribuir a esta práctica

Ya has visto que no todo lo que reluce es oro. Hoy día existen en Tailandia 3.000 elefantes en cautividad y sólo 1.500 en libertad según Elephant Nature Foundation. Por suerte, estos últimos podemos verlo en su hábitat, sin necesidad de ir a ningún santuario. Así que si de verdad te apasionan los animales y quieres verlos felices, anímate a visitar el Parque Nacional de Khao Yai o el Parque Nacional Kui Buri, donde podrás ver elefantes en total libertad.

 

Santuarios de elefantes en Tailandia
Loa santuarios de elefantes en Tailandia.

#TURISMOREPONSABLE

Te ayudo a ahorrar en tu viaje a Tailandia:


🏨 Los mejores hoteles a los mejores precios en Tailandia aquí

 

✈️ Encuentra las mejores ofertas de vuelos aquí.

 

🏘 Consigue 25€ de descuento para tu reserva con Airbnb aquí.

 

🚘 Alquila un coche para tu viaje al mejor precio aquí.

 

🚲 Reserva los mejores tours y excursiones en Tailandia aquí.

 

🌅 Las mejores guías de Tailandia aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.